Sobre mí

Sylvia Sibyla

Soy médium espiritista, vidente y coach espiritual.

Te ofrezco una consulta de tarot a través de la videncia. Con mi lectura de cartas y con la ayuda de mi guías, te ayudaré a tomar la decisión correcta a eso que te mantiene inquiet@.

  • Te ayudaré a ver con claridad
  • Respuestas de una manera sencilla
  • Coach espiritual es mi estilo de vida
  • Cada día es un nuevo comienzo
  • Un nuevo aprendizaje para mejorar
  • Desarrollar tu potencial interior
imagen de sobre mi sylvia Sibyla

Terapia de Sanación

 

Nuestro espíritu, al igual que nuestra personalidad, evoluciona. Y por tanto puede tener sus necesidades. Al igual que tú, como persona, necesitas afecto y atención, tu espíritu también lo necesita. Si tú, como persona, puedes estar equivocada en la comprensión de algo, o te equivocas de camino, también a tu espíritu le puede suceder. Si sientes que el mundo que tienes no es para ti, si te ahogas en él y necesitas otra calidad de energía, es momento de volver la mirada hacia adentro, reconócelo, hónralo. Conecta el espíritu con el cuerpo, este es el camino correcto para tu bienestar, tu paz y tu felicidad. Te acompaño, será un honor ayudarte a sanar necesidades emocionales, incluso físicas, miedos, patrones de conducta etc. Encontrar dónde está el desequilibrio y transformar tu vida. Vive una vida con sentido y propósito, mereces ser feliz… Y recuerda… Difícil no es imposible y lo difícil se hace fácil cuando sabes cómo hacerlo.

los enamorados sobre mi sylvia sibyla

Elige Sanar

Siempre que termines con una relación de pareja, elige sanar. Después de cada relación de pareja, se necesita un tiempo de sanación para nosotros mismos, para los demás, para comprender el daño, para cambiar nuestra frecuencia. Por lo general tenemos miedo al dolor y sobre todo a estar solos y en la búsqueda por sentir un poco de cariño y compañía, se suele iniciar otra relación a los pocos días o semanas, pensando que esta nueva relación nos dará todo lo que en la otra no tuvimos. Una relación fallida, nos ayuda a detectar nuestras propias conductas nocivas, a saber qué es lo que no queremos de futuras parejas y a evolucionar en nuestro proceso de amor propio y de amor hacia los demás. En la medida que continuamos tapando huecos, ocultando penas, disfrazando angustias, fingiendo amores, dejamos de entender nuestro proceso y con esto nos hacemos daño. Es por eso que buscamos nuevamente parejas con los mismos patrones, las mismas luchas, los mismos conflictos y nos preguntamos porque no podemos tener estabilidad. El proceso de sanación es necesario para apreciar nuestras etapas de soledad, madurar nuestras incapacidades pasadas, tomar consciencia sobre lo que verdaderamente anhelamos, para conocer nuestros miedos, manías, arranques, celos y saber cómo afrontarlos y trabajarlos.